Cayó en Alemania ‘La Diabla’: proxeneta venezolana entre las más buscadas

La Diabla

La Policía de España detuvo en Alemania a Leudis Isaac Corro Camacho, conocida como La Diabla. La mujer era una fugitiva venezolana buscada por su implicación en la explotación sexual que ejerció a mujeres y transexuales por diferentes puntos de España.

La Diabla, actuó junto a Antonio Anglés y Norbert Khöler. Los tres formaban parte de la última lista de fugitivos más buscados por las autoridades españolas.

Durante una operación con la policía alemana BKA en el marco de la red Enfast, la Policía del país ibérico localizó a la fugitiva siguiéndole la pista por varios países. Ya se había descartado su presencia en España y en otros países como Letonia.

Según informa la Policía española, la operación se desarrolló aportándole a la BKA alemana información sobre enlaces de anuncios sexuales detectados por los agentes españoles que podían pertenecer a la fugitiva.

Asimismo, a través del canal de colaboración ciudadana de EUROPE’S MOST WANTED, los agentes españoles recibieron una información que confirmaba su presencia en esa ciudad alemana.

En función de esto, los investigadores contactaron con el equipo de FAST Alemania para transmitir este dato crucial e intentar proceder a su detención. Finalmente se llevó a cabo durante la noche del pasado 1 de diciembre, culminando con su detención en la ciudad de Hamburgo.

LA DIABLA SE SALVÓ DE UN OPERATIVO

La Policía recordó que la detención de La Diabla se asienta en la explotación sexual que ejerció a mujeres y transexuales durante su estancia en varias regiones de España. Entre los que se incluyen apartamentos de las ciudades de Barcelona y Oviedo, así como un club de alterne en Caspe (Zaragoza), de donde logró huir en el último instante de una intervención policial.

Asimismo captaba mujeres y personas transexuales en su país de origen, Venezuela, donde sufrían una tremenda vulnerabilidad económica. Les prometía un trabajo en España y luego les obligaba a hacerse operaciones de aumento de pechos y liposucciones para, posteriormente, viajar hacia Barcelona, Madrid y Alemania, donde eran encerradas en pisos y explotadas sexualmente para pagar una presunta deuda de 12.000 euros (EUR) por los gastos ocasionados.

Las víctimas denunciaron agresiones físicas y sufrir ventas a otros clubes o proxenetas, transacciones que realizaba La Diabla cuando entendía que “ya no daban rendimiento”.

ÚNETE A NUESTRO CANAL DE TELEGRAM https://t.me/VenezuelaInformaHoy Y RECIBE LAS NOTICIAS MÁS DESTACADAS.

 65 TOTAL VISTAS

Entradas relacionadas

Deja tu comentario