Caso del niño abusado en Barquisimeto sobre una mesa: tías y abuela son tres de las implicadas

Caso del niño abusado en Barquisimeto sobre una mesa: tías y abuela son tres de las implicadas

El Ministerio Público designó a fiscales nacionales en Derechos Humanos para detener e imputar a un grupo de cinco personas que abusó sexualmente y casi asfixia a un niño de siete años.

Los hechos ocurrieron en Barquisimeto, estado Lara, y se dieron a conocer a través de un video que se hizo viral en redes sociales en el que se observa a cuatro mujeres sentadas sobre el pequeño que estaba acostado en una mesa, inmóvil y llorando, mientras una quinta persona grababa.

Tres de las mujeres fueron identificadas como Aldimar Alina Lucena Paez (tía del niño y con antecedentes por tráfico de drogas), Katherin Solcari Lucena Paez (tía) y Yelitza Elena Paez (abuela); la cuarta mujer aún está por identificar, al tiempo que la persona que grabó el video se trataría de un hombre.

El Ministerio Público indicó que solicitará orden de aprehensión y alerta roja a Interpol. Los delitos que les imputarán son: homicidio calificado en grado de frustración, lesiones personales graves, abuso sexual a niño y asociación para delinquir.

LEA TAMBIÉN: CICPC DETUVO A DOS COOPERADORES DEL TREN DE ARAGUA EN CARABOBO

Por su parte, el fiscal general, Tarek Willim Saab, informó a través de su cuenta en Twitter que a los implicados se les aplicará la pena máxima de 30 años. A los padres del menor también se les sancionará por haber abandonado al niño en manos de estos sujetos.

Asimismo, en adelantos de la investigación, el fiscal indicó que fue allanada la casa donde se realizó el abuso al niño, se encontraba sola.

Douglas Rico, director del Cicpc, puntualizó que pesquisas de la Delegación Municipal Barquisimeto se trasladaron a la urbanización La Sábila, manzana O5, casa número 19, donde residían las mujeres y hallaron la vivienda totalmente demolida. Luego, continúan la pesquisas y se trasladaron al mismo sector, en la manzana P y ubicaron la vivienda donde ocurrieron los hechos.

En el sitio, los funcionarios lograron constatar que la casa estaba deshabitada y ambas residencias pertenecen a Yelitza Páez, alias Chicho, abuela del niño. Se presume que los involucrados, integran un grupo hamponil. Se continúan las investigaciones para dar con la captura de todos los implicados.

 

 

 

 2,415 TOTAL VISTAS

Entradas relacionadas

Deja tu comentario