Trece niños waraos murieron por «extraña enfermedad»

Trece niños waraos murieron por "extraña enfermedad"

La Iglesia Católica, el Ministerio de Salud y la Gobernación de Delta Amacuro están tras la pista de una misteriosa enfermedad que cobró la vida de 13 niños waraos pertenecientes a la comunidad de Nabasanuka, ubicada a ocho horas de Tucupita, capital del estado.

Por: Versión Final

El reporte encendió las alarmas desde la primera semana de este mes de abril, cuando Enrique Moraleda, cacique de Nabasanuka, reportó que al menos nueve niños habían muerto en 72 horas con síntomas como, fiebre, evoluciona con dolor cabeza, convulsión y fuerte dolor en el cuello. Luego, la cifra ascendió a 13.

El Presbítero Andrés García, perteneciente a la congregación religiosa Misioneros de la Consolata, confirmó este miércoles 17 de abril que arribó a la comunidad de un barco hospital para atender potenciales nuevos casos de este inusual padecimiento.

En conjunto con la unidad, llegaron varios médicos epidemiólogos con el fin de hacer un diagnóstico y poder frenar esta patología.

“Seguimos contra-reloj, porque la enfermedad sigue haciendo víctimas y muy rápidamente”, aseguró el religioso.

LEA TAMBIÉN: EL MUNDO: GONZÁLEZ URRUTIA YA DOBLA A MADURO EN LAS ENCUESTAS

La gobernadora del estado Delta Amacuro, Lizeta Hernández, informó que hasta el momento las muestras no han identificado ninguna enfermedad. “Hasta ahora ha dado negativo a tuberculosis, chikungunya, dengue, paludismo, meningitis y neomoco”, explicó.

Afortunadamente, los casos sospechosos están siendo atendidos y ya contabilizan cinco días sin registrar más muertes.

Sin embargo, de acuerdo con Radio Fe y Alegría, Sakoinoko y Yorinanoko, comunidades afectadas, son zonas aisladas geográficamente y olvidadas en cuanto a atención gubernamental.

El cambio climático, la contaminación de las aguas y el contacto con el mundo criollo en la transculturación, los expone a patologías gastrointestinales y de carácter infecciosas, debido a que no cuentan con agua potable.

Los sacerdotes consolatos presentes en Nabasanuka, ayudan a estas comunidades a mitigar algunos problemas, sobre todo con agua potable, alimentos y medicinas, pero la demanda es grande y no los implementos son insuficientes.

SUSCRÍBETE A NUESTRO CANAL DE YOUTUBE

ÚNETE A NUESTRO TELEGRAM AQUÍ 

TAMBIÉN ESTAMOS EN WHATSAPP: AQUÍ 

Entradas relacionadas

Deja tu comentario