Carlos Abreu Bello, el “Koki de Pdvsa” y sus andanzas turbias en el norte de Monagas

El koki de PDVSA

Uno de los nombres dentro de la lista de «empresarios» conocedores y no conocedores del área petrolera es Carlos Enrique Abreu Bello, conocido también como el Koki de PDVSA. El mismo, se ha alineado a las negociaciones con Petróleos de Venezuela, PDVSA.

Abreu posee más de seis adjudicaciones directas a través de diversos contratos, según recoge un reportaje publicado por EVTV.

Detallaron que fueron cinco las empresas que cerraron acuerdos cooperativos con el gobierno de Nicolás Maduro. Estos establecían cesión temporal de campos petroleros a cambio de pagos de montos variables. La condición siempre fue garantizar un incremento importante en la producción de crudo.

Well Services Cavallino S.A, es una de esas empresas, propiedad de Abreu Bello. Desde ese momento inició sus labores directas con Pdvsa para cumplir con lo pactado y obtener lo que se supondría serían las jugosas ganancias.

En agosto de 2018 se firmaron los primeros acuerdos de servicio en el área Bare-Arecuna-Kariña y al pasar de los años comenzó a incluir otras empresas de su grupo tales como Arco Services CA. y LAR Group Inc.

Para ese momento ya había recibido la notificación de adquisición de amplios contratos de procura, un ejemplo de ello fue el de bombas de cavidad progresiva de bajo y mediano caudal para el incremento de la producción en la Faja Petrolífera del Orinoco.

REDES DE PRESIÓN DEL KOKI DE PDVSA

El desconocido empresario, se hizo fácilmente de seis adjudicaciones en la Faja del Orinoco. Con respaldo de un grupo empresarial, que no tiene mayores credenciales más que estar vinculados a los contratos de PDVSA.

A través de maniobras que involucran intimidaciones, amenazas, tráfico de influencias y negociaciones fraudulentas ese grupo se ha instalado en la zonas. Al punto de ser denominados como los “dueños del norte de Monagas”.

El catálogo de acciones es variado. En su entorno también llega a ser comparado con el tristemente célebre Carlos Luis Revete, alias Koki, cabecilla de las bandas criminales de barriadas caraqueñas como la Cota 905.

Si bien, no se trata explícitamente de un arsenal bélico y delincuencial a gran escala. Se asemeja más a la red presión, extorsión y amedrentamiento que ejecutan apelando a acciones de policías, militares retirados y sus llamados “contactos”.

Dicha técnica parece ser la más efectiva para la recuperación de contratos. Luego de que en diversas oportunidades la misma PDVSA le solicitara la rescisión -sin éxito- de los acuerdos firmados años atrás.

Incluso en junio de 2020 recibieron el visto bueno de PDVSA para el proyecto de incremento de producción de crudo Mesa-30 y Santa Bárbara en las áreas operacionales de El Furrial y Punta de Mata (Monagas).

Pese a que el primer gran contrato del entonces desconocido grupo empresarial de Abreu Bello se consolidó con la propia Pdvsa en 2018. Y con antecedentes de rescisión de contratos previos, Abreu Bello presiona, amenaza y continúa obteniendo asignaciones de crudo.

De acuerdo a documentos y denuncias, así fue como en el 2018 obligó la creación de la empresa de capital “mixto” Roraima Servicios Petroleros, S.,A., en la que el único aporte de Abreu Bello sería su firma, ya que todo el capital de trabajo, maquinaria y equipos fueron de la petrolera estatal.

LOS TURBIOS TENTÁCULOS DEL KOKI DE PDVSA

¿Cómo se mantiene en la jugada? Además de su ya amplia lista de artimañas y “contactos” son varias las denuncias. Incluso en fiscalía donde se detallan estafas como autorobos y default de pagos a proveedores para así no rendir cuentas y evadir responsabilidades.

Abreu Bello no solo le adeudaría más de $50 millones a PDVSA. Además es acusado de burlar sus compromisos alegando mala calidad en materiales que compra, fletes costosos, malos negocios en Asia, hasta problemas de luz y abastecimiento en los campos.

Mientras eso ocurre; también es conocido por adquirir más de 20 vehículos Toyota del año en los últimos 12 meses y de ampliar su casa de Maturín y adquirir dos apartamentos nuevos en Caracas.

Varios expedientes detallan como Abreu Bello presionaría a través de sus “contactos” a proveedores. Obligándolos al despacho de repuestos de tuberías, consumibles, entre otros, para después apelar a errores de calidad o cuentas congeladas por sanciones para no pagar los compromisos que los hicieron millonarios.

En la fiscalía venezolana reposan esos documentos desde 2019 donde se le denuncia por estafa con la compra de materiales a través de su empresa Well Services Cavallino S.A.

Pese a que ya existen demandas en su contra; Abreu Bello tiene un historial de extorsión, incluso hasta funcionarios de Pdvsa para forzar acuerdos que le permitan facturar los bienes en disputa a Pdvsa con contratos hasta 15 veces por encima de los costos reales.

A medida que las deudas desangran a Pdvsa, incumplen sus pagos mientras ostentan lujos, casas nuevas y carros del año.

Carlos Abreu Bello y su grupo mueven sus tentáculos de acuerdo a los requerimientos, pues dentro de la industria son conocidos por sus turbias intenciones.

ÚNETE A NUESTRO CANAL DE TELEGRAM https://t.me/VenezuelaInformaHoy Y RECIBE LAS NOTICIAS MÁS DESTACADAS.

 146 TOTAL VISTAS

Entradas relacionadas

Deja tu comentario